Alakazum! 2

10 de diciembre. Día marcado en el calendario por muchos de los amantes de Alakazum! Este disparatado juego de cartas da la bienvenida a Alakazum! 2, su primera expansión.

Las brujas y las tradiciones no sólo continúan haciendo acto de presencia, sino que se incrementan. Como ampliación, la nueva caja precisa de la original para poder disfrutarse. Consta de 70 cartas y de instrucciones en castellano, valenciano, euskera y gallego.

Ficha Técnica

Los castellanos contra Armazon en Alakazum! 2

Zombi Paella

La historia detrás del juego

Las brujas no han conseguido (todavía) derrotar a la gran invasión norteamericana. O quizás sí, pero siempre vuelven con fuerza, intentando borrar las tradiciones españolas.

La comida basura, el Black Friday, Santa Claus, San Valentín y Halloween siguen haciendo de las suyas. Esta vez, en compañía del gigante Armazon, un enemigo final invencible. Por suerte, hay más personajes dispuestos a plantarles cara. ¡Ya era hora!

Las familias valenciana, catalana, gallega, vasca y andaluza crecen con nuevos miembros, dispuestos a echar una mano y, por supuesto, a disfrutar de su gastronomía predilecta (no precisamente cupcakes). L’home dels nassos, la bunyolera y el bailaor están entre ellos.

Se incorporan a la lucha la cultura castellana, liderada por Juana, y Almudena, presentada como la gran bruja madrileña. Su centralismo le permitirá ir por libre. Ya se sabe, «Madrid es España dentro de España».

Las nuevas trampas complicarán la existencia, pero a cambio, contarán con objetos tan útiles como el caldero, las capas, las bolas de cristal, los cetros y las pociones de recuperación. ¿Serán suficientes, esta vez, para frenar al enemigo?

¿Cómo se juega a Alakazum! 2?

Alakazum! 2 comparte reglas con Alakazum! De hecho, la estructura del turno y el objetivo final no cambian. Por tanto, seguiremos las mecánicas originales, aunque teniendo en cuenta los efectos de las nuevas cartas.

Así, cada turno se iniciará con una exploración del bosque para, después, ejecutar una acción. Podremos acudir al mercado, dar objetos a nuestros personajes, atacar e hipnotizar o realizar un hechizo.

Si contamos con al menos ocho puntos pertenecientes a una misma cultura, podremos conjurar un Alakazum. Al superar los puntos del jefe final, reclamaremos la victoria. Ahora bien, ¿qué efectos provocan las nuevas cartas de Alakazum! 2?

Alakazum! 2

La cultura castellana

La cultura castellana funciona como las demás, quedando representada en color rosa. Juana, la gran bruja castellana, tendrá puntos de cultura variables en los niveles B y C.

Está acompañada de Don Quijote y Sancho, complementándose entre sí, de Tragaldabas y de Mascaradas y Botargas. No faltan el diccionario de la RAE ni el lechazo asado.

Almudena

La gran bruja madrileña no subirá de nivel con comida, como es habitual. Cuenta con el carácter centralista, que le permite sumar a sus puntos de cultura un punto por cada otro personaje en la zona propia. No importará su cultura.

Los nuevos personajes

La bunyolera, L’home dels nassos, Nubeiro, Mari y Bailaor se conforman como los nuevos personajes de las culturas valenciana, catalana, gallega, vasca y andaluza. Algunos de ellos disponen de nuevos caracteres.

El caldero de bruja

Durante la preparación, lo dejaremos en el centro de la mesa (si somos 5 jugadores, añadiremos un segundo caldero). Quien tenga menos personajes se lo lleva a su zona. Se beneficiará de sus tres caracteres y de su punto adicional de combate y de tirada mientras siga siendo quien menos personajes tenga.

Alakazum! 2

Los nuevos caracteres

Como hemos visto, el carácter centralista se suma a las partidas, pero no es el único. Los personajes complementarios tendrán un punto de cultura adicional si están juntos.

Un personaje caótico permite barajar el mazo de mercado o el de bosque antes de iniciar el turno, mientras que uno natural se traduce en una carta adicional durante la exploración del bosque. Por último, uno encantador siempre hipnotiza al ganar un combate.

Las nuevas cartas de mano

Las capas, los cetros, las pociones de recuperación, las bolas de cristal y los cupcakes son las nuevas cartas de mano. Las primeras se darán a los personajes para adquirir una bonificación o un carácter. El jugador escoge una, entre dos.

Con los cetros, elegimos entre puntos de combate, puntos en tiradas o un punto de energía mágica. Las pociones de recuperación sirven para volver a quedarse las pociones y los cetros que utilicemos en combate, sin importar el resultado. Se elimina tras utilizarse.

Las bolas de cristal se utilizan tras acudir al mercado. Elegimos un número y tiramos el dado. Si el resultado es igual o superior, tomamos tantas cartas del mercado (a neuestra elección) como equivalgan al número elegido.

Los cupcakes funcionan como comida. Uno de nuestros personajes irá al cementerio, pero a cambio, robaremos las cartas de mercado (a nuestra elección) equivalentes a su nivel.

Las trampas

Las cartas de trampa pueden afectar a cualquiera. Se retiran tras su aparición en el bosque. El Saint Valentine’s present obligará al jugador con más personajes a regalar uno a un oponente. El Fast Food Festival limita el número de personajes a cuatro.

Armazon

Sumaremos este jefe final a los ya conocidos (se incluyen nuevas cartas para que todos los reversos sean idénticos). Resulta invencible, por lo que un enfrentamiento contra él nunca se traducirá en éxito. Se quedará al descubierto.

Alakazum! 2

Ilustración y componentes

Esta expansión se mantiene fiel al juego básico, por lo que no desentona. Esther Méndez vuelve a apostar por unos dibujos repletos de detalle, combinados con el humor.

Representados en su forma más tétrica, los personajes son reconocibles de un solo vistazo. Continúan empleando el práctico sistema de colores y una simbología clara e intuitiva.

Aunque los textos de ambientación no influyen en la jugabilidad, resulta todo un acierto que continúen manteniéndose. Respetan el idioma de la cultura a la que pertenecen, con un dicho popular.

A quienes quieran guardarlo todo por separado tras unas cuantas partidas, les interesará saber que las cartas básicas pueden diferenciarse sin problemas de las pertenecientes a la ampliación. Las nuevas cuentan con un ‘2’ en la esquina superior derecha.

Los jugadores volverán a disfrutar del momento de conocer carta por carta. Ya en mesa, contribuirán a seguir llenando la mesa de vida y de tradiciones, en medio del caos.

Si retiramos el inserto, podremos guardarlas enfundadas, con espacio suficiente. La caja comparte tamaño con la original, por lo que tampoco desentonará en la estantería.

En lo que respecta a las instrucciones, vuelven a ofrecerse en cuatro idiomas (castellano, valenciano, euskera y gallego). No repiten las reglas que ya conocemos, centrándose únicamente en los cambios.

¿A quién le va a gustar Alakazum! 2?

Esta propuesta constituye una adquisición obligada para los grandes aficionados a Alakazum! Sin complicar las reglas, aportará cambios capaces de generar nuevas estrategias y planes disparatados.

Quizás, cambiemos de cultura predilecta más de lo normal o abusemos del factor suerte con las bolas de cristal (aunque sólo sea por la emoción de la adivinación). Los giros resultarán aún más inesperados, con sus nuevas trampas.

Las risas seguirán presentes, a la par que las anécdotas, con la cultura castellana y los personajes, donde cualquier parecido con la realidad, tal vez, sea mera casualidad. Los más exigentes verán calmadas sus ansias con un nuevo modo.

Zombi Paella

Se materializa con las cartas de reto, a repartir antes de comenzar la partida (a todos los jugadores o a los más experimentados). Suman una nueva condición para ganar el reto, complicándolo todo un poco más.

Así, deberemos tener un equipo de, al menos, tres culturas diferentes o contar con una de las grandes brujas, como mínimo, entre otras condiciones. Son una forma de equilibrar las partidas, en complemento del nuevo caldero, que nos proporciona una ventaja importante mientras «vayamos perdiendo».

Los cambios acentúan la rejugabilidad, sin perderse la esencia que caracteriza a Alakazum! Tras un par de partidas, interiorizaremos todos los caracteres, por lo que la experiencia resultará fluida.

¿Qué mola de Alakazum! 2?

  • Su rapidez a la hora de jugarse, puesto que no habrá que cambiar las mecánicas básicas.
  • Los calderos y los retos, como forma de evitar frustraciones.
  • Las nuevas posibilidades tácticas generadas con las nuevas cartas.

Para fans de…

Aunque el lanzamiento de Alakazum! 2 puede ser una buena excusa para descubrir esta universo, es lógico que quienes ya lo conocen sean los que más disfruten de la expansión. Puede recordarte a títulos como:

La Fallera Calavera, de Zombi Paella. Este universo comparte autor, ilustradora y editorial con Alakazum! No es lo único, puesto que las costumbres, las culturas, la estética oscura y el humor también caracterizan ambas experiencias.

Virus! Halloween, de Tranjis Games. Ampliación dominada por el terror que tampoco cambia las reglas básicas. Ambos títulos cuentan con unas reglas sencillas, generando partidas dinámicas e interactivas.

El Mortal, de Átomo. Los ataques son una constante en este reto, que genera partidas informales. En ambos, las propias cartas marcan el ritmo de la partida.