Esta misma mañana, Alberto Garzón atendía a HISPA, Asociación Española de Editoriales de Juegos de Mesa. Esta reunión con el Ministro de Consumo supone un paso adelante para el sector, repasando el estado en el que se encuentra.

¿Qué asuntos se han tratado en la reunión?

El objetivo del día era compartir con Alberto Garzón el importante papel que desempeñan los juegos de mesa en nuestro país, además de reivindicar un reconocimiento como elemento cultural.

Como el propio Ministro ha reconocido en su perfil de Twitter, estamos ante una industria con un crecimiento muy importante. «Representa una alternativa de juego saludable, además de un fuerte impulso a un ocio social y educativo».

Desde HISPA, se ha defendido el juego como elemento no sólo de entretenimiento, sino de aprendizaje, fomentando la socialización entre personas de todas las generaciones. Recuerda como, durante el confinamiento, ayudó a familias enteras.

HISPA

En lo que a cifras respecta, el sector creció un 20% en 2020. La facturación supera los 60 millones anuales, mientras que en la última década, la importación ha dado paso a la exportación de «ideas, arte, talento y emprendimiento», como se desarrolla en el comunicado.

Esta industria en claro crecimiento ha ganado en comercio en línea, a la par que sus editoriales tienen una fuerte presencia en ferias internaciones, de la talla de Essen, Núremberg, Birmingham, Nueva York y Hong Kong. No menos importante es la introducción del juego en el aula, como método de aprendizaje.

Con todo ello, se encuentra capacitada para reclamar un reconocimiento del juego como elemento cultural. Como tal, conllevaría una aplicación de un IVA cultural a los juegos de mesa, una protección de la propiedad intelectual y herramientas legales contra el plagio.

El reconocimiento institucional, la categorización fiscal y las ayudas que permitan externalizar el sector y exportar e importar productos han sido otras de las reivindicaciones expuestas ante Garzón, junto a la búsqueda de un incremento de la presencia española en eventos internacionales.

La ley de regulación del juego se ha puesto sobre la mesa, lo que supondría establecer unas pautas para el lenguaje publicitario y comercial y la prohibición de la palabra juego cuando se haga referencia a las apuestas.

HISPA es una representación de las más de cien empresas que se encargan de editar en España, defendiendo sus intereses. También, se encarga de atender a otros implicados, como autores, ilustradores, distribuidoras o tiendas. Define este encuentro como «un importante paso en el reconocimiento social y cultural del sector».