La Fallera Calavera

Este año, no habrá olor a pólvora. Tampoco nervios, a las dos menos cinco de cada tarde. No habrá rutas planificadas. Las Fallas vuelven a cancelarse, dada la situación actual, pero no está todo perdido.

La Fallera Calavera, con sus referencias a la tradición, es una alternativa a esta fiesta. Desde el salón de casa, recorreremos los diferentes rincones de la terreta. ¿El objetivo? Cocinar una paella que calme las ansias de una fallera convertida en zombi.

Ficha Técnica

  • Diseñador: Enric Aguilar
  • Ilustradora: Esther Mendez
  • 2 a 5 jugadores (hasta 6, en La Fallera Calavera 2)
  • 20 a 40 minutos
  • Editorial: Zombi Paella
  • A partir de los 10 años

Un recorrido por el universo de La Fallera Calavera

La Fallera Calavera

La historia detrás del juego

Un error de seguridad ha causado una muerte durante una mascletà. La víctima regresa a la vida convertida en zombi, dominada por una ira que sólo parece controlarse con una buena paella.

Con ayuda de míticos personajes y de populares objetos, habrá que reunir los cinco ingredientes que conforman la paella. Recorreremos diferentes localizaciones, en una competición marcada por los combates y los robos.

Puesto que su energía aumenta en La Fallera Calavera 2, nuevas figuras se unen a la cita. El cambiante estado de ánimo de la protagonista determinará los acontecimientos. ¿Le gustará el marisco en la paella? ¿Y la fideuá? ¿Qué hay del chorizo?

Los experimentos podrán traducirse en un éxito, pero también en un mayor enfado para la fallera. Tanto es así que en La Fallera Calavera 3 ya se ha convertido en una reina tirana.

Su pasatiempo consiste en viajar de un territorio a otro, obligando a sus esclavos a alimentarla. Los tiempos en los que se conformaba con una paella han quedado atrás, ya que ahora exigirá, además, los manjares típicos de cada zona.

La Fallera Calavera

¿Cómo se juega a La Fallera Calavera?

Antes de empezar, barajamos todas las cartas para repartir siete por participante. Bajarán los tesoros a sus mostradores, lo que se respetará en toda la partida. Así, los tesoros siempre estarán visibles.

El jugador con menos tesoros comienza. Durante su turno, realizará una acción, a escoger entre cuatro. El siguiente repetirá la misma mecánica, y así sucesivamente.

Como primera opción, es posible descartar una carta de tesoro para obtener nuevas cartas de la baraja. Como segunda opción, se puede declarar una batalla por el tesoro de un rival.

Para ello, se baja una carta de batalla boca abajo. El defensor podrá escoger una de su mano para intentar conservar el tesoro. Se comparan los puntos de ataque del atacante con los puntos de defensa del defensor.

Si el ataque es superior, le robará el tesoro, incorporándolo a su mostrador. Las habilidades de las cartas de batalla también deberán ser tenidas en cuenta.

Como tercera opción, se puede jugar una carta especial, a modo de beneficio o para fastidiar a los rivales. La última posibilidad consiste en no realizar nada, para robar una carta de la baraja.

Las cartas son de un solo uso, por lo que pasan al cementerio una vez jugadas. En el momento en que alguien reúna cinco ingredientes en su mostrador gana la partida.

La Fallera Calavera 2

Los cambios con La Fallera Calavera 2

La Fallera Calavera 2 consta de 52 nuevas cartas que se suman al mazo. También, de una moneda a doble cara. Refleja el estado de ánimo de la fallera.

Las reglas son las mismas que en el básico y, también, las condiciones de victoria. Sin embargo, se añaden algunos detalles a tener en cuenta.

El jugador que posea el chorizo no podrá ganar, incluso aunque haya reunido los cinco ingredientes. Por tanto, deberá deshacerse de él.

Si entre los cinco ingredientes que conforman la paella hay marisco, se debe lanzar la moneda antes de reclamar la victoria, tantas veces como ingredientes de este tipo haya. Al obtenerse cara, la victoria es nuestra.

Por cada cruz, el siguiente jugador nos robará una carta de la mano. Habrá que esperar al próximo turno para volver a intentarlo, siempre y cuando aún conservemos los cinco ingredientes.

A cambio de esa penalización de los ingredientes de marisco, ofrecen poderes especiales. La moneda también se utilizará como complemento a algunas cartas. Como novedad, si se agota el mazo, vence quien posea la fideuà, sin importar el número de ingredientes ni la presencia del chorizo.

La Fallera Calavera 3

Los cambios con La Fallera Calavera 3

La segunda expansión incluye un tablero, un peón y 55 nuevas cartas. El tablero ofrece una doble cara: en una, jugaremos uniendo La Fallera Calavera y La Fallera Calavera 3.

La otra requerirá del material de La Fallera Calavera, La Fallera Calavera 2 y La Fallera Calavera 3. Aunque comparten reglas, se traducen en dos modalidades distintas.

En la primera, cada jugador recibe una carta de manjar, correspondiente a un territorio. Permanecerá oculta ante los demás. El tablero se rellenará con cinco cartas, boca arriba. El peón se situará en la casilla inicial.

Ahora, la victoria llegará al reunir cinco ingredientes (siguiendo las reglas básicas) o con cuatro, siempre y cuando el peón se encuentre en el territorio correspondiente a la carta de manjar del jugador, repartida al inicio. Se añade una quinta opción para el turno.

Consiste en mover el peón a una terreta, siguiendo las flechas del mapa. El jugador se quedará con la carta correspondiente a ese lugar, siempre y cuando queden. Esos espacios se reponen cuando alguien se quede la última carta.

Aparecen los símbolos de reino en las cartas. Permiten obtener una acción adicional al haberse robado una carta con ese símbolo en el movimiento del peón.

En su segunda modalidad, indicada para expertos, al principio de cada turno se robará una carta del mazo y se descartará una de la mano (puede tratarse de la misma). Entran en juego las bonificaciones para cada territorio, a aplicar cuando el peón esté ahí.

Por ejemplo, determinados personajes adquirirán un valor extra en las batallas. El chorizo pasa a convertirse en un ingrediente válido si la fallera está en Benidorm.

Zombi Paella

Ilustración y componentes

A lo largo de los años, se ha cambiado el formato de las cajas y sus portadas, aunque las ilustraciones continúan siendo las mismas. También se respeta el diseño, creándose una seña de identidad.

Todo el universo está dibujado por Esther Mendez, apostando por una estética uniforme que no desentona. El resultado es un juego repleto de humor, donde se rinde homenaje a la cultura y a las tradiciones de la Comunitat.

Los personajes son reconocibles, así como los complementos que les acompañan. La sátira y esa infinidad de referencias parecen responsables de su éxito. Canal 9, el Mercat Central, la alcaldesa o el brazo de San Vicente son sólo algunos ejemplos.

El azul, el amarillo y el morado definen la propuesta, acompañados de una simbología, también por colores, que permite identificar el uso de cada carta. La utilidad de cada una está representada mediante un texto claro. Algunas aportan dichos y refranes.

Con cada expansión, se han ido añadiendo más componentes. A las cartas, se les han sumado una moneda, un peón y un tablero. La caja de La Fallera Calavera 3, con sus divisiones, ofrece espacio suficiente para todo el contenido publicado.

¿A quién le va a gustar La Fallera Calavera?

La Fallera Calavera es un juego dinámico, de reglas rápidas y fáciles de recordar. No requiere de experiencia previa, por lo que podrá disfrutarse sin problemas entre todo tipo de jugadores.

Especialmente, gustará a los que no se separan de la interacción, fastidiando a los rivales en cada turno. También, a los que valoran los finales de partida inesperados y el caos. Todo puede cambiar en un solo turno, para bien o para mal.

Estamos ante uno de esos juegos que ya emociona desde el momento en el que abrimos la caja. Pasear por sus cartas es sumergirse en una cultura entera, desde el punto de vista cómico.

La Fallera Calavera 3

Los valencianos lo disfrutarán al máximo, así como quienes hayan pasado temporadas en el territorio. Se ha convertido en un producto que muchos turistas se han llevado a sus casas, a modo de recuerdo.

Sin ir más lejos, la editorial anuncia que ya se han vendido 100.000 copias de todos los juegos de su catálogo, de los que La Fallera Calavera ha tenido mucho que ver. El fenómeno es tal que el juego básico ya suma diez ediciones; la primera expansión ocho y la segunda tres.

Teniendo en cuenta que tanto los textos de las cartas como las instrucciones se encuentran en valenciano, tiene doble mérito. Enric Aguilar, su autor, ha conseguido trasladar una forma de vida y una lengua a todos los rincones de la geografía.

¿Qué mola de La Fallera Calavera?

  • Lo fluidas que resultan las partidas, con cartas explicativas por sí mismas.
  • La caja grande de La Fallera Calavera 3, que permite organizar todo el contenido disponible hasta la fecha.
  • El universo que se ha creado en torno al juego, con novela incluida.

Para fans de…

El universo de La Fallera Calavera cuenta con una temática no vista hasta ahora, donde la fantasía va de la mano de la cultura valenciana. En cuanto a mecánicas, puede recordar a juegos como:

Kamikaze, de la editorial Pinbro Games. La locura y el caos también dominan este reto competitivo. Recurre a turnos estructurados y a cartas explicativas por sí mismas, como La Fallera Calavera.

Goblins en la mina, de la editorial Goblins entertainment. Juego de cartas marcado por la toma de decisiones. Comparte con el universo que nos ocupa la recolección de cartas para la victoria (en este caso lingotes) y la emoción a la hora de descubrir nuevas cartas del mazo, con sus posibilidades.

Alakazum!, de la editorial Zombi Paella. El que fue el segundo juego de la editorial se centró en unos combates directos y en unas opciones fáciles de recordar. Esther Mendez, la ilustradora, volvió a mostrar su toque distintivo.