Sherlock

No hace falta profundizar demasiado en el catálogo de GDM Games para descubrir su gran Long Seller. Y no precisamente por falta de títulos…

La editorial tiene en Sherlock a su gran aliado. Es una colección de juegos de producción propia, en formato de bolsillo, con la que poner a prueba la deducción. No sólo ha arrasado en ventas dentro y fuera de nuestras fronteras, sino que formó parte de los juegos recomendados del Spiel des Jahres 2019.

Ahora bien, ¿qué es un Long Seller? Se trata de un título que, con el paso del tiempo, continúa siendo un referente. Esta línea de reportajes pretende servir como guía a aquéllos que se inician en los juegos de mesa, buscando lo que mejor se adapte a sus preferencias.

Sherlock, ¿en grupo o en solitario?

Amelia Sales

Bajo el nombre de Sherlock se agrupa una serie de juegos con el mismo formato de bolsillo. Todos ellos comparten reglas, aunque sus temáticas cambian por completo. Pueden disfrutarse de forma independiente, sin necesidad de seguir ningún orden.

Son ya 18 los títulos que la componen, con más previstos para este año. Por lo pronto, es posible resolver misterios en un cementerio, en una casa de subastas o en pleno vuelo. Nos movemos entre asesinatos y conspiraciones, acompañados de personajes que siempre tienen algo que ocultar.

Dentro de la colección, encontramos diferentes series. Far West nos traslada hasta el Lejano Oeste, mientras que Fantasy nos muestra como, los enredos, también forman parte de los cuentos de hadas. Junior hace pensar a los pequeños de la casa y Aquelarre (la siguiente en ver la luz) invitará a indagar en lo sobrenatural.

Ficha Técnica

  • Autores: Josep Izquierdo y Martí Lucas (autores como Eugeni Castaño, Alberto Millán y Quim Gómez tienen sus propios juegos dentro de la serie)
  • Ilustradores: Amelia Sales, Alba Aragón y Pedro Soto
  • 1 a 8 jugadores
  • 60 minutos
  • Editorial: GDM Games
  • A partir de los 10 años
Sherlock

¿Cómo se juega?

El primer paso es elegir si vamos a disfrutarlo de forma cooperativa o en solitario. Con la primera opción, dejamos la carta inicial a la vista de todos, para barajar las demás. Es importante mantenerlas ocultas para no arruinar la experiencia.

Cada jugador recibe tres cartas, para la mano (dos, en partidas a partir de seis). Tras leer la ambientación o escucharla, mediante el código QR, comenzamos. Durante su turno, cada participante revela o descarta información.

Al revelar información, deja una de sus cartas sobre la mesa, boca arriba, tras haberla leído en voz alta. Al descartar, envía una de sus cartas a la pila de descartes, boca abajo. No podrá hablar de ella hasta el final de la partida.

El turno termina con el robo de una carta del mazo. Tanto en el reparto inicial como con cada nueva carta, podremos compartir con los compañeros las partes subrayadas y aquéllas que se muestren en cajas.

Repetiremos la misma mecánica hasta que todas las cartas se hayan jugado o descartado. Si no hay un mínimo de seis en los descartes, habremos perdido.

La copia Ensayos Fabianos Asesinato en el Sind Mail

Será momento de elaborar una teoría conjunta acerca de lo que creemos que ha sucedido. Podremos hablar de todo lo que recordemos de las cartas descartadas. A continuación, respondemos al formulario.

Por último, accedemos a las soluciones para leer la crónica de lo sucedido. Cada acierto se traduce en dos puntos, mientras que cada carta irrelevante revelada sobre la mesa resta uno. Comparamos la puntuación total con la tabla para descubrir si estamos a la altura del gran Sherlock.

En el modo en solitario, la mano será de seis cartas. La mecánica es la misma, aunque al descartar información escogeremos entre un descarte definitivo y uno provisional. Si el primero tiene seis cartas, como mínimo, una vez que el mazo se agote, se baraja el provisional para crear un nuevo mazo. Ya sólo se jugarán o enviarán al definitivo.

¿A quién va dirigido Sherlock?

Sherlock está pensado para los amantes de la deducción y para todos aquéllos que, alguna vez en su vida, han soñado con convertirse en detectives (la infancia también cuenta). Unirán fuerzas para exprimir las pistas y desechar caminos falsos.

No hay puzles por resolver, a diferencia de otros compañeros de género, sino una trama que desenmascarar. La observación y la lógica resultan fundamentales en la resolución. También, escuchar a los demás y nunca dar nada por sentado.

Ninguno de los casos, a excepción del infantil, es fácil, por lo que causarán más de un quebradero de cabeza incluso a los más fieles a la serie. En la propia caja de juego se informa de ese nivel de dificultad. Nos permite escoger entre uno y otro, en complemento a la temática que más nos guste.

Debemos tener en cuenta que sólo podrán disfrutarse una vez por grupo, ya que una vez que conozcamos las soluciones, ya no tendría sentido resolver. Sin embargo, nada impide prestarlo a otros grupos o mejor aún: ejercer de anfitrión con ellos, preparando una ambientación a la altura.

Sherlock Junior Suriguri

Elementos destacables

  • Su económico precio, más que rentable si lo equiparamos a lo que nos cuesta una tarde de ocio.
  • La amplia variedad de temáticas.
  • Unas reglas intuitivas y estructuradas, incluso para principiantes.
  • Su facilidad de transporte.