ROOM: Agus & Monsters

Una madre siempre tiene razón. La de Agus Pianola no iba a ser menos. ¿Cuántas veces le ha pedido que ordene su habitación? Digamos que lo intenta. Es consciente de que en un cuarto desordenado se pierden muchas cosas, pero nunca encuentra el momento.

ROOM: Agus & Monsters nos propone ayudarle en la tarea, siguiendo una sencilla mecánica de bazas. Entre comida, libros y ropa, hay algún que otro monstruo escondido. Aquél que acumule la mayor cantidad de criaturas se hará con la victoria.

Ficha Técnica

  • Autores: Pak Gallego y Jaume Copons
  • Ilustradora: Liliana Fortuny
  • 2 a 6 jugadores
  • 10 minutos
  • Editorial: GDM Games
  • A partir de los 6 años
  • Hazte con él en Zacatrus!

ROOM: Agus & Monsters, de novela gráfica a juego

ROOM: Agus & Monsters

La historia detrás del juego

Esta novedad tiene un objetivo claro: ayudar a Agus a ordenar su habitación. Los libros están por todas partes, envueltos en montañas de ropa. El Principito. Pinocho. Sus propias novelas. ¿Eso de ahí no es un trozo de queso?

Ya que nos ponemos a colocar todo, trataremos de reunir la mayor cantidad de monstruos. Los fieles amigos de nuestro protagonista también conviven entre huevos fritos, calcetines y nueces.

Lidia y el Dr. Brot, entre otros, se suman al reto. Son nombres que resultarán familiares a los mayores aficionados a las novelas gráficas Agus y los Monstruos, colección de la que nace este juego de cartas.

¿Cómo se juega a ROOM: Agus & Monsters?

Antes de empezar, se disponen todas las cartas sobre la mesa, boca abajo. Cada jugador se lleva siete a la mano, devolviendo las restantes a la caja. Quien tenga la carta de Agus empieza la partida.

La competición se desarrolla por rondas. En cada una, el inicial escoge un palo: libros, ropa o comida. Siguiendo el orden de turno, bajarán una, dos o tres cartas a su lado de la mesa, boca arriba.

Quien haya jugado más iconos del palo de esa ronda se lleva las cartas. Las guardará en su zona, para el recuento final. El de la derecha del inicial da comienzo a una nueva ronda, escogiendo un palo, y así sucesivamente.

ROOM: Agus & Monsters

A lo largo de la competición, entrarán en juego las cartas de personaje. La de Agus permite empezar y, además, cuenta con el Sr. Flat como monstruo. Al poner en juego a Lidia, podemos llevarnos una carta con monstruo que haya sido jugada en la ronda. La añadimos a la mano.

El Dr. Brot y Nap ofrecen cambiar las cartas guardadas por las de un rival. Por último, los padres se utilizan para robar una carta de la caja o de un oponente, para sumarla a la mano.

Repetiremos la misma mecánica hasta que se agoten las cartas. Si alguien ya no tiene, se saltará su turno. Todos cuentan los monstruos que aparecen en sus cartas obtenidas. El que tenga más gana la partida. El Sr. Flat puntúa doble en caso de empate.

Ilustración y componentes

ROOM: Agus & Monsters tiene todo lo necesario para formar parte de los planes de verano. A unas reglas sencillas, se le suman una caja pequeña y pocos componentes. Concretamente, 42 cartas.

Tienen una forma alargada y un grosor más que aceptable para sobrevivir al paso del tiempo. Es algo más que necesario cuando se va a jugar al aire libre o con niños.

Las cartas de habitación cuentan con tres elementos, fáciles de diferenciar a simple vista. Al estar dibujadas por Liliana Fortuny, la ilustradora de las novelas gráficas, nada desentona. Sin ir más lejos, merece la pena detenerse en los detalles, sobre todo de los libros.

Se completan con unos personajes a los que es complicado no coger cariño. Algunas de las caras conocidas de la colección se cuelan en el juego de cartas para llevar a cabo efectos especiales.

No hay iconografía, por lo que nos guiaremos por la práctica. La memorización y los colores también ayudarán a recordar la utilidad de cada personaje, permitiendo dejar a un lado el manual.

El juego no es el único que se mantiene completamente fiel a las historias de Agus y los Monstruos. Las instrucciones (castellano e inglés) también lo hacen. Imitan el estilo de la obra. Agus, Lidia y los monstruos nos enseñan a jugar, sin olvidarse de los ejemplos ni del humor.

ROOM: Agus & Monsters

¿A quién le va a gustar ROOM: Agus & Monsters?

Cualquier lector de Agus y los Monstruos tendrá en ROOM: Agus & Monsters una adquisición obligada. Será la forma de vivir en primera persona sus aventuras, codeándose con unos personajes que conoce a la perfección.

Sus responsables han formado parte de la producción, por lo que el ambiente nos absorbe por completo. Viajamos hasta una cuidada ficción, haciendo las delicias de los fans.

Ahora bien, ¿qué pasa si no hemos leído ninguno de los libros? Este juego de cartas no precisa de conocimientos previos, por lo que lo disfrutaremos al máximo aunque no conozcamos nada del mundo de Agus.

Nos centraremos en recoger una habitación de la forma más estratégica posible, quedándonos con los monstruos. Sin embargo, no seremos inmunes a lo que nos rodea. Querremos descubrir Agus y los Monstruos.

ROOM: Agus & Monsters es, por tanto, una invitación a la lectura, ya no sólo de Agus y los Monstruos, sino de cualquier libro. Es capaz de despertar la curiosidad con sus ilustraciones, animando a divertirse con un libro en la mano.

Los niños, desde los 6 años, aprenderán a gestionar las cartas de la mano y a elaborar planes tácticos. Practicarán en el reconocimiento de formas, sin dejar a un lado la memorización.

La diversión y los beneficios forman parte tanto de los duelos como de las partidas con grandes grupos. La rapidez de los turnos, al no existir el análisis parálisis, permite que la experiencia sea fluida a cualquier número de jugadores.

Los pequeños no serán los únicos que lo disfruten. Los mayores se encontrarán con un reto sin grandes complicaciones, pero con numerosas posibilidades al reinventar mecánicas clásicas. Puede ser una buena forma de introducir a novatos en los juegos de mesa.

GDM Games

¿Qué mola de ROOM: Agus & Monsters?

  • Codearnos con unos personajes y unos monstruos que cobran vida.
  • Las partidas, rápidas e intuitivas.
  • Las sorpresas que descolocan los planes previstos para la ronda.

Para fans de…

ROOM: Agus & Monsters es un juego de cartas que sigue un sistema de bazas. Con un carácter infantil y familiar, recuerda a títulos como:

Claim, de SD Games. Esta licencia también encuentra en las bazas su sistema principal. Nos sumerge en la fantasía clásica, en una lucha por el trono. Ambos son aptos para su transporte.

Dr. Jekyll & Mr. Hyde, de Mont Tàber. Esta otra adaptación de una novela vuelve a ser un homenaje a la lectura y una invitación para descubrir sus beneficios. Ronda a ronda, el bien y el mal mostrarán sus caras, combinando bazas y efectos.

Atomic Bond!, de Tero Ediciones. Otro juego educativo, donde competir ronda a ronda bajando cartas de la mano. El ganador de cada una también las añadirá a su zona (en este caso, laboratorio), para el recuento final.